Seleccione una zona
es
  • ES
  • EN
Impresión

Moda virtual

Allá por los años 90 era impensable encender un ordenador, pulsar en 3 o 4 sitios y comprar cualquier objeto, que te lo trajeran a casa en 24h y que además pudieras devolverlo de la misma manera. Pero ya que ese objeto fuese una prenda de vestir o un artículo de moda, era algo de ciencia ficción. 

La magia de la tecnología ha hecho que hoy en día podamos navegar por los catálogos de las principales marcas, ver las tallas disponibles, los materiales que utilizan, dónde están fabricadas la prendas, los colores… Y por supuesto comprarlo. Es algo muy común.

Pero… ¿qué es lo siguiente?, ¿cómo acercar aún más la moda al cliente? La respuesta es la experiencia del cliente, y más concretamente, la Realidad Virtual.

Imaginemos que dos marcas, A y B compiten por el mismo segmento dentro de la moda. Ambas marcas cuentan con tiendas online y físicas, el trato y acercamiento al cliente es similar y cada una de ellas con sus particularidades. La marca B decide dar un paso adelante en su transformación digital y contacta con Asseco Spain para que les ayudemos con esa evolución.

Tras varias semanas, un cliente visita la web de las marcas A y B para buscar un pantalón. En la web de la marca A todo está genial, como siempre, pero al entrar en la web de la marca B, se da cuenta de que puede pasear por una tienda virtual, crearse un avatar con sus medidas, altura e incluso subir una fotografía para que el modelo sea lo más parecido posible. Puede probarse la prenda que quiera, cambiar la talla con un solo clic, caminar para ver cómo afecta el movimiento, activar o desactivar el viento, la luz solar o la de una oficina para ver el cambio de los matices, añadir unos zapatos e incluso sacar capturas de su avatar y enviárselas a sus amigos o publicarlas en redes sociales… y por supuesto comprar esas prendas.

 En ese sentido, en Asseco Spain guiamos a las empresas y las acompañamos en la transformación digital a través de productos, servicios, formación, asesoramiento, garantía, etc, desde la puerta de la tienda hasta el probador virtual.

Sin duda alguna, la Realidad Virtual permite ir más allá, crear una relación más cercana con el cliente, gamificar la experiencia y atraer a más gente. Ya sabemos cual es el siguiente paso… ¿quién lo dará primero?

 

Jesús Robles
Asseco Academy & Business Development


Impresión