Seleccione una zona
es
  • ES
  • EN
Impresión

Next Generation Cloud o cómo gestionar nuestros entornos IT en tiempos difíciles

Encontrándonos ya inmersos en 2021, podemos hacer balance de un 2020 histórico que tan duramente nos ha golpeado y valorar como las empresas ante un panorama tan complicado y cambiante han reaccionado para mantener operativos sus entornos e infraestructuras TIC.

La alarma sanitaria declarada, ha forzado sin preaviso a que los modelos tradicionales sobre los que se desarrollaba la actividad de negocio de nuestras empresas tengan que ser reemplazados por modelos de relación digital. A la rapidez con la que las organizaciones se ven obligados a adaptarse a la nueva realidad, se une la falta de recursos y presupuestos para planificar el cambio. Esta situación sin duda ha generado un impulso no previsto en la adopción de soluciones basadas en la nube.

Si las empresas consideraban con ciertas reservas la adopción de un modelo cloud, reemplazando a las infraestructuras informáticas on premise tradicionales como camino evolutivo natural, a día de hoy se disipa cualquier sombra de duda.

El inicio de la pandemia dio el disparo de salida a un proceso de aceleración de los proyectos de migración a la nube en todos los ámbitos; La nube ha resultado ser el entorno óptimo para seguir el pulso a los nuevos modelos de negocio, hábitos de consumo y ocio, y adaptarse a las nuevas formas de trabajar, de relacionarnos, de colaborar y de utilizar la información.

En los últimos nueve meses, el mercado cloud se ha duplicado, generando en el último trimestre de 2020 ingresos estimados en más de 37.100 millones de dólares (fuente Synergy Research Group). La previsión en este sentido es que, en 2021 muchas más empresas tomarán la decisión de migrar sus sistemas de gestión y centros de datos a este modelo con inversiones de iguales dimensiones, y esta tendencia se mantendrá en los mismos niveles al menos en los próximos tres años.

Podemos establecer que los principales motivos para justificar la creciente demanda de servicios cloud se sustenta en las siguientes situaciones:

Falta de dinamismo en los entornos On-premise

En estos momentos de pandemia, ha quedado patente que las plataformas desplegadas en los CPDs propios de muchas organizaciones no han respondido a las necesidades de adaptación y alta demanda de recursos requeridos derivados de los cambios de modelos de negocio, en parte por la falta de actualización de las tecnologías existentes en los CPDs de las empresas y en parte por la lentitud en la gestión de la provisión de servicios. La falta de agilidad en los procesos de ampliaciones de recursos de computación, almacenamiento o comunicaciones necesarias a través de largos procesos administrativos y técnicos ha dificultado en gran medida adaptarse a tiempo a las necesidades del negocio. Los entornos cloud aportan sin embargo la infraestructura necesaria, con el grado de flexibilidad y escalabilidad que requieren los procesos de transformación digital permitiendo además controlar los costes en IT y efectuar previsiones más realistas para planificar las inversiones de los próximos años. 

Pérdida de competitividad. Selección natural

La madurez en la adopción de soluciones basadas en la nube está diferenciando a las empresas en tres grupos en cada uno de los que se plantean problemáticas distintas:

  • Las organizaciones que aún no han iniciado un proyecto de migración de servicios a la nube, se ven abocados a afrontar altos costes tanto en CAPEX como en OPEX para poder seguir el proceso de modernización en sus entornos IT enmarcado en su plan de transformación digital.
  • Las empresas que han migrado parte o completamente sus servicios a la nube, su preocupación ahora se centra más en la continuidad de sus procedimientos de operación y control, para adecuar los costes a los objetivos de la empresa, sin perder el control de sus sistemas y aplicaciones corporativas.
  • Las empresas "nacidas cloud", es decir empresas que han emergido en los últimos 10 años y que desde su inicio apostaron por el uso de la nube como soporte de sus sistemas de información, además de no arrastrar lastres o inercias de entornos considerados “legacy”, cuentan sobre todo con la experiencia suficiente para explotar los servicios cloud de forma optimizada y con un alto control de costes. 

En el camino hacia la transformación digital, la dinamización del negocio a través de la renovación de los sistemas y procesos IT, es un planteamiento necesario no solo como elemento diferenciador de cada empresa, sino que además, es considerado fundamental para mantener el nivel de competitividad adecuado, que de no alcanzarse, podría llegar a cuestionar la continuidad de la organización. Esta conclusión, es compartida de forma mayoritaria con independencia del nivel de modernización que cada empresa haya alcanzado.

Particularmente, las empresas con infraestructuras IT menos avanzadas, consideran las propuestas de servicios cloud actuales como una vía de solución para no perder el tren, y poder competir con las empresas "nacidas cloud", cuya capacidad de adaptación al cambio y respuesta a la demanda del mercado  es  mucho más ágil y dinámica.

Nos preguntamos si solo aquellas que alcancen un nivel de madurez suficiente sobrevivirán…

Falta de recursos en operación de Servicios TIC

Los nuevos modelos adoptados de teletrabajo, planteamientos de gestión remota y despliegue de escenarios colaborativos (campus y aulas virtuales, e-collaboration rooms, etc...) están suponiendo  un reto para los departamentos técnicos responsables de la gestión de  redes , sistemas y seguridad en las empresas. Algunas propuestas cloud como las soluciones de virtualización del puesto de trabajo, las propuestas VDC para externalización de aplicaciones y copias de seguridad, o las soluciones cloud VPN están contribuyendo al éxito de estos despliegues ya no solo por los recursos tecnológicos que aportan, sino también por los recursos humanos que los soportan.

Las nuevas tecnologías incorporadas, traen consigo mayor complejidad en su gestión y requieren por lo general mayor nivel de especialización técnica, debiendo además garantizar su disponibilidad y rendimiento de forma continua en operación 7x24x365.

Los proveedores cloud en sus propuestas de servicio, pueden compensar esas carencias de recursos expertos o completar la atención de servicio en franjas horarias que las empresas no tiene cubiertas con su propio personal, ofreciendo propuestas de coadministración y monitorización con un compromiso de acuerdo de nivel de servicio bajo contrato que resuelva esta problemática. Un gran atractivo sin duda para migrar ciertas aplicaciones o servicios a la nube.

Los servicios cloud responden…

Los servicios cloud, fundamentalmente basados en IaaS y PaaS, ofrecen recursos ilimitados adecuados a las necesidades de cada empresa, con costes ajustados en modelos de pago por uso, que evitarán efectuar grandes inversiones iniciales impensables para muchas empresas en la situación de inestabilidad de mercado en la que nos encontramos.

La tecnología cloud permite efectuar ampliaciones de recursos de forma extremadamente ágil y adaptativa, ofreciendo tiempos de provisión excelentes, ajustándose a los potenciales picos de demanda de recursos o limitándose a los periodos en los que éstos son necesarios.

De igual forma, las propuestas cloud permitirán ajustar siempre los costes al uso real de los servicios (pago acorde con el volumen de datos transferido, pago únicamente si los servicios están arrancados...). Estas opciones posibilitan incluso disponer de entornos para ser activados ante desastres permitiendo mantener planes de contingencia o de recuperación de actividad de negocio con un coste prácticamente inexistente.

Con estas ventajas, los proveedores de soluciones cloud ofrecen a las empresas los escenarios perfectos para el desarrollo de nuevos servicios digitales, creando plataformas de pruebas y entornos de preproducción, o evaluando aplicaciones antes de una toma de decisión. Estas propuestas serán especialmente atractivas para aquellas empresas que busquen ventajas competitivas a través de la tecnología marcando su carácter innovador.

Ante este panorama en el que las facilidades de comunicación además serán ampliadas gracias al abaratamiento de costes de lineas de alta velocidad, despliegue 5G, y ampliación de cobertura en las comunicaciones, 2021 puede plantearse como un año de transformación cultural definitiva en el que la adopción de la nube sea el principal proyecto para muchas empresas.

¿Preparados para el camino a la cloud?

Con todo ello, las inversiones en tecnología cloud para este año 2021 no será extraño que vuelvan a batir récords, estimándose que alcanzarán  más de 554.000 millones de dólares dedicados  a consumo de soluciones cloud en todas sus modalidades (publica, privada e híbrida) ( Fuente IDC).

Las organizaciones ya están preparadas. La transformación cultural a la que asistimos en los últimos años ha culminado con la aceptación definitiva de  la nube como parte de los recursos IT corporativos. A día de hoy, las empresas ya no se plantean si deben adoptar modelos cloud;  hoy en día, la cuestión es con quién, o cómo.

Los proveedores de servicios cloud jugaremos un papel fundamental no solo en la provisión de los servicios y en su seguimiento y monitorización, sino también asumiendo responsabilidad en el camino de transición hacia la nube de cada cliente, identificando los riesgos del proceso y planteando las fases y procedimientos requeridos para que el cambio no impacte en su negocio.

El asesoramiento y apoyo a las empresas y organizaciones para diseñar y gestionar un proyecto adecuado de migración progresivo y asumible, definiendo los niveles de control de coste oportunos y planificando su implantación sin afección a los servicios en producción, será uno de los servicios que mas deberán valorar las empresas. Los servicios de adaptación, migración y transición se establecen como un criterio más de diferenciación entre los proveedores de servicios cloud, que por ello deberán incluir en sus propuestas nuevos parámetros de adaptación de aplicaciones, escalabilidad, portabilidad,  interoperabilidad multicloud, y capacidad evolutiva, etc.

José Manuel Fresno

CIO/Head Cloud Division

Asseco Spain

 

Contacte con nosotros

Desde Asseco queremos ayudarle analizando su problemática y ofreciendo soluciones a medida de sus necesidades basadas en nuestras propias soluciones  cloud  o  a partir de las propuestas de  Azure Cloud y AWS Cloud.

Puedes contactar con nosotros en:

Contacto: [email protected]


Impresión